04/06/2008- 
El Ayuntamiento de Grado y el de Santo Adriano se disputan un pueblo vacío

 Ambos municipios afirman que el nucleo de San Adriano del Monte es suyo

Los moscones pedirán un deslinde oficial y el alcalde de Santo Adriano se basa en el catastro.

Grado y Santo Adriano se disputan San Adriano del Monte, un pequeño núcleo deshabitado que carece de accesos rodados y que ambos municipios incluyen en sus mapas. El litigio, que de momento no ha transcendido del ámbito administrativo, se mantuvo latente hasta ahora. El ayuntamiento de los Valles del Oso, que preside el socialista Carlo

s de Llanos solicitó a Medio Rural una pista al núcleo. Los moscones se enteraron y se pusieron en contacto con el Principado porque, a su juicio, San Adriano les pertenece y, por tanto, "la gestión del territorio", manifestó ayer el teniente alcalde de Grado, Alejandro Patallo, de Aigras. El gobierno moscón es contundente. "Poseemos documentos que constatan que San Adriano, que ni limita con Santo Adriano, sino con Proaza y Yernes y Tameza, es de Grado", subrayó el edil de Obras, Manolo Tamargo. También señaló que "contamos con escritos firmados por unos 100 descendientes de vecinos de San Adriano que se identifican con Grado". En este sentido, el presidente de la asociación de vecinos creada hace un año para recuperar el núcleo, Nicanor González, afirma que "aunque nos asentamos en Villanueva, siempre fuimos de Grado". Manolo Tamargo anunció que "solicitaremos un deslinde oficial y, a este ritmo, acabaremos en un litigio". El concejal recalcó que fueron los moscones "los que se encargaron de arreglar las casas, escuelas y bebederos del ganado" del pueblo. El alcalde de Santo Adriano, Carlos de Llanos, también se mostró rotundo. "Que saquen los papeles", retó a los moscones. "Santo Adriano siempre pagó la contribución y en el catastro figuran unas 800 hectáreas de monte de nuestro ayuntamiento", añadió. "Es como si yo le digo a Gabino de Lorenzo que la contribución de Vallobín es mía", ironizó. El regidor "comprende" que Grado se defienda y reconoció "cierto pasotismo" por parte de su municipio hace años, pero también "la prepotencia de los moscones, más poderosos en medios económicos". No obstante, abogó por "dialogar. No merece la pena pelear por un territorio abandonado porque los perjudicados serán los vecinos que quieren recuperarlo". Grado apoyará la creación de la pista proyectada por Santo Adriano y construirá otra "para la que ya hay financiación regional del crédito extraordinario".